Composición de los 3 tipos de acero y sus aplicaciones

Composición de los distintos tipos de acero y sus aplicaciones

Las clasificaciones que se pueden realizar atendiendo a la composición de los distintos tipos de acero y sus aplicaciones son muy variadas.

Ante la gran demanda y variedad de aceros existentes, ha surgido la necesidad de establecer una normativa y una reglamentación que los recoja. Así ha surgido la vigente norma UNE-EN 10020:2001, la cual muestra una clasificación de todos los tipos de acero que hace posible conocer las propiedades y características de cada uno de ellos.

En este post, queremos mostrar algunas de las más importantes clasificaciones de los tipos de acero y sus aplicaciones principales.

Clasificación y composición de los distintos tipos de acero y sus aplicaciones

Según la norma UNE-EN 10020:2001 y teniendo en cuenta la composición química de los aceros, podemos diferenciar entre diferentes tipos de acero y sus aplicaciones. De esta forma, obtenemos lo siguiente:

Aceros no aleados o aceros al carbono

Los aceros no aleados son todos aquellos aceros en los que, además del carbono, el contenido de cualquiera de los otros elementos aleantes es inferior a la cantidad mostrada en la tabla 1 de la UNE-EN 10020:2001. 

Los aceros al carbono son aquellos que contienen un alto porcentaje de carbono, imprescindible para poder definir sus propiedades mecánicas. Un aumento de la cantidad de carbono en su composición, se traduce como un cambio en su estructura y sus propiedades mecánicas como un aumento de la dureza y la resistencia o una disminución de su ductilidad, soldabilidad y elongación. 

Como elementos aleantes que se pueden añadir destacan el magnesio, el cromo, el níquel, el vanadio o el titanio. 

Por otro lado, teniendo en cuenta el contenido de carbono presente en el acero, podemos clasificar los aceros en:

  • Aceros de bajo carbono: el porcentaje de carbono es inferior al 0,25%. Son dúctiles, maleables, altamente maquinables y fácilmente soldables.

Este tipo de aceros se suele utilizar en la fabricación de perfiles estructurales, clavos, tornillos, barras, varillas, etc.  

  • Aceros de medio carbono: el porcentaje de carbono se sitúa entre el 0,25 y el 0,55%. Presentan mayor dureza y resistencia y mayor dificultad para ser soldados. 

Estos aceros se utilizan en la fabricación de ejes para vehículos y máquinas, resortes, engranajes, herramientas, etc. 

  • Aceros de alto carbono: el porcentaje de carbono se sitúa entre el 0,55 y el 2%. Son muy duros y resistentes. 

Se emplean en la fabricación de herramientas de corte y arranque de virutas como brocas, cintas de sierra, muelles, cuchillas, limas, etc.

tipos de acero

Aceros aleados

Son aquellos aceros en los que, además del carbono, al menos uno de sus otros elementos presentes en la aleación es igual o superior al valor límite establecido en la tabla 1 de la UNE-EN 10020:2001. 

Algunos de los materiales aleantes más comunes son el cobalto, el cromo, el níquel, el cobre, el manganeso, el vanadio, el tungsteno, el molibdeno, el silicio, el titanio, el circonio, el plomo, el selenio, el aluminio, el boro y el niobio. 

La finalidad de alear estos materiales se centra en mejorar las propiedades físicas y mecánicas de los aceros.

A su vez, estos aceros aleados pueden subdividirse en:

  • Aceros de baja aleación: los elementos aleantes se sitúan con un porcentaje inferior al 5%. 
  • Aceros de alta aleación: los elementos aleantes superan el 5% del total. 

Aceros inoxidables

Los aceros inoxidables son aquellos aceros que contienen en su composición, como mínimo un 10,5% de cromo y, como máximo, un 1,2% de carbono. 

Podemos clasificar los diferentes tipos de aceros inoxidables atendiendo a su composición de la siguiente manera:

  • Inoxidables martensíticos: incluye a los aceros 4XX con base de cromo y un porcentaje medio-alto de carbono y los aceros 5XX con base de cromo, molibdeno y un bajo porcentaje de carbono. 
  • Inoxidables ferríticos: incluye los aceros 4XX con contenido bajo de carbono.
  • Inoxidables austeniticos: incluye los aceros 3XX con base de cromo y níquel y con bajo contenido de carbono y los aceros 2XX con base de cromo, níquel, manganeso y bajo contenido de carbono. 

El primer dígito de cada tipo de acero indica el tipo de material del que se trata, mientras que los dos dígitos siguientes indican el porcentaje de carbono multiplicado por 100.

De esta forma, podemos establecer una clasificación atendiendo a la composición de los distintos tipos de acero y sus aplicaciones para conocer e identificar las diferencias existentes entre cada uno de ellos.

Sin embargo, si quieres establecer una clasificación de los distintos tipos de acero y sus aplicaciones y no sabes muy bien cómo empezar, te recomendamos que acudas a expertos en la materia como es el caso de nuestra chatarrería en Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat