Tipos de residuos y su clasificación

tipos de residuos

En función de su composición, tratado y proceso de reciclaje, existe una amplia variedad de diferentes tipos de residuos y su clasificación puede variar. 

Un residuo es todo aquel elemento que es considerado como una materia inservible, resultante de la descomposición o destrucción de alguna cosa. En otras palabras, podemos decir que un residuo es todo aquel material que ha perdido utilidad tras haber cumplido su misión o servido para llevar a cabo un trabajo determinado. 

El concepto de residuo se utiliza como sinónimo de basura, ya que ambos hacen referencia a los desechos resultantes. 

En este sentido, se supone, que los residuos carecen de valor económico. No obstante, esto no es cierto ya que se pueden conseguir ciertos ingresos a cambio de los residuos y las chatarras. En nuestra Chatarrería Hermanos López somos expertos en la compraventa de chatarras, residuos y todo tipo de materiales. 

También es importante que la gestión de residuos y chatarras se lleve a cabo por profesionales del sector, como es el caso de nuestra chatarrería, para garantizar las insignias de seguridad y calidad de todos los procesos. 

Atendiendo a sus características, su composición o su origen, podemos llevar a cabo diferentes tipos de clasificación de los distintos tipos de residuos y su clasificación puede variar en función de sus características.

Tipos de residuos y su clasificación según sus características

Atendiendo a sus características, los diferentes tipos de residuos y su clasificación se realiza en tres grandes grupos: Residuos Sólidos Urbanos (RSU), Residuos de Manejo Especial (RME) y Residuos Peligrosos (RP).

Residuos Sólidos Urbanos (RSU)

El primero de los tipos de residuos y su clasificación que nos encontramos son los residuos sólidos urbanos.

Los residuos sólidos urbanos, generalmente, son aquellos residuos o desechos generados en los hogares, como resultado de la eliminación de los materiales utilizados en las actividades domésticas. 

Por ejemplo, los envases de los productos de consumo, los embalajes, los empaques, etc. 

También son aquellos residuos generados de cualquier otra actividad desarrollada en los establecimientos o en la vía pública, con características domiciliarias; y los resultantes en las vías y los lugares públicos, siempre y cuando no sean considerados como residuos de otra índole.

Residuos de manejo especial (RME)

Los residuos de manejo especial están definidos en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de Residuos (LGPGIR) como aquellos residuos resultantes de los procesos productivos que no reúnen las características para ser clasificados como residuos sólidos urbanos o residuos peligrosos. 

También todos los desechos generados por las grandes generadoras de residuos sólidos urbanos.

Residuos Peligrosos (RP)

Se entiende por residuos peligrosos como todos aquellos desechos que, debido a sus características corrosivas, reactivas, tóxicas, explosivas, inflamables, radiactivas o infecciosas, conllevan un riesgo tanto para la salud de las personas como para el medio ambiente. 

Por lo general, son todos los residuos derivados de la actividad industrial, química, de servicios, agropecuaria e incluso de actividades domésticas cotidianas. 

Algunos ejemplos de residuos peligrosos son:

  • Desechos mineros: emisiones de aéreas de chimeneas y disolventes. 
  • Desechos de la actividad agropecuaria: plaguicidas y fungicidas. 
  • Desechos industriales: disolventes, reciclado de aceites usados, lubricantes, baterías, ácidos, etc.
  • Desechos biológicos y hospitalarios: jeringuillas, vacunas, vendajes, disolventes, fluidos corporales, reactivos, etc. 

Tipos de residuos según su composición

Otra forma de llevar a cabo una distinción de los tipos de residuos y su clasificación es atendiendo a su composición. En este sentido, podemos diferenciar entre residuos orgánicos, residuos inorgánicos y residuos inorgánicos no reciclables.

Residuos orgánicos

Los residuos orgánicos o biorresiduos domésticos son todos aquellos elementos que son desechos de origen animal y/o vegetal. Se caracterizan por ser susceptibles de degradarse biológicamente y, por lo general, son generados en los ámbitos domiciliario y comercial. 

Aproximadamente un 35% de nuestras bolsas de basura están compuestos por residuos orgánicos, fundamentalmente restos de comida.

Residuos inorgánicos

Los residuos inorgánicos son todos aquellos materiales de desecho cuyo origen no es biológico. Suelen aparecer como resultado de los procesos industriales y artificiales. 

Se caracterizan porque tardan mucho tiempo en degradarse, ya que no se reintegran en la naturaleza, como ocurre con los residuos orgánicos. Este es el motivo por el que la mayoría de residuos inorgánicos son catalogados como residuos no biodegradables. 

Los residuos inorgánicos más comunes son el vidrio, el papel, el cartón, la chatarra, los plásticos y los envoltorios y envases.

tipos de residuos

Residuos inorgánicos no reciclables

Los residuos inorgánicos no reciclables son aquellos desechos de origen no biológico, industrial o de cualquier otro proceso no natural. Están caracterizados porque, expuestos a las condiciones ambientales naturales, tardan mucho tiempo en degradarse, es decir, no vuelven a integrarse en la tierra hasta un largo periodo de tiempo. 

En otras palabras, podemos decir que los residuos inorgánicos no reciclables son todos aquellos que no se pueden reutilizar y que son basura. 

Algunos ejemplos claros son las colillas de los cigarros, las envolturas metálicas, los pañales, las toallitas sanitarias o el papel higiénico.

Tipos de residuos según su origen

El último criterio que vamos a utilizar para establecer una lista de los diferentes tipos de residuos y su clasificación es teniendo en cuenta su origen de procedencia.

Esta clasificación de los diferentes tipos de residuos atiende al origen del que procede cada uno de ellos. No es lo mismo un residuo industrial que uno agrícola o uno doméstico. Al igual que debemos diferenciar entre residuos líquidos, sólidos o gaseosos. 

Prestando especial atención a estos criterios, observamos la siguiente clasificación de los tipos de residuos:

Residuos sólidos urbanos

Como ya hemos mencionado anteriormente, son los generados por las diferentes actividades domésticas. 

Residuos industriales

Es necesario diferenciar entre dos tipos de residuos industriales:

  • Los similares a los residuos sólidos urbanos: restos de comedores, oficinas, etc. 
  • Los inertes: escombros y materiales no peligrosos para el medioambiente, aunque algunos pueden contener elementos tóxicos como los procedentes de la minería. 

Residuos peligrosos

Los residuos peligrosos requieren de una gestión y tratamiento especial debido a su composición química u otras características.

Residuos agrarios

Son los residuos procedentes de las actividades de agricultura, ganadería, pesca, explotaciones forestales e industria alimenticia. 

Residuos médicos y de laboratorios

Son residuos generados por los restos del trabajo clínico, médico o material de investigación.

Residuos radiactivos

Son materiales que emiten radiactividad o materiales compuestos por metales pesados.

tipos de residuos

En este sentido, se explica el motivo por el que resulta imprescindible llevar a cabo una correcta gestión y un buen tratamiento de todos los tipos de residuos.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de residuos y su clasificación, atendiendo a diferentes criterios, puedes ponerte manos a la obra y contribuir al buen reciclado de estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat